martes, 20 de mayo de 2014

Si no hay cerveza....

...nos vamos.

Buenas a todos.

Os voy a presentar el rellenador que realicé para el concurso del foro Warhammer Aquí.

Para aquellos que no sepáis qué es un rellenador os comentaré que un rellenador es una pieza que abarca varias peanas y sustituye a las miniaturas que ocuparían esas peanas. Yo los he visto usar en Warhammer Fantasy, aunque supongo que se podrán usar en otros juegos.

Normalmente se aceptan rellenadores que no superen el 20% de la unidad. O sea que, por cada cuatro miniaturas, puedes poner una peana de rellenador. Además también se suele pedir que el rellenador tenga algo que ver con la temática del ejercito y/o unidad en la que van a estar colocados.

Siguiendo estas premisas, me puse a buscar qué tenía por los cajones y aparecieron unos enanos.


Con 24 enanos puedo hacer un rellenador de 6 peanas y cumplo el máximo del 20%. 



Así que con plasticard casero, una tarjeta de crédito de Bankia caducada, y recortada al tamaño de 6 peanas (2x3) empiezo el rellenador.


Ahora toca pensar ¿que le pega a los enanos? La verdad es que en casa no tengo muchos enanos, de hecho solo tengo esos que habéis visto y algún que otro más, pero no tengo piezas sobrantes de matrices. Pero recordé que tenia unos barriles de madera, y tachan.... ¿qué le pega más a un enano que un barril de cerveza?. Además así iba a conseguir un segundo objetivo, que el rellenador fuera versátil. Yo lo entenderéis después. Un poco de masilla de los chinos nunca está de más.


Mezclamos la masilla de dos componentes, a la que le he añadido un poco de plastilina, con lo que obtengo más cantidad sin apenas perder propiedades y la extiendo sobre el plasticard. A los enanos les va bien un suelo adoquinado, así que antes de que la masilla se seque le dibujo las lineas maestras del empedrado, con un pequeño detalle en el centro para que no sea tan soso. Le doy textura con un cacho de madera rugosa y dejo secar casi del todo la masilla, para después rematar la faena.


Montamos la composición del rellenador.



Hora de pintar.

Imprimación negra, capa base de marrón frío de vallejo y a partir de ahí diversos pinceles secos con grises cada vez más claros, además de un lavado en negro para marcar las juntas de los adoquines.




El pintado de la base aquí ya estaba bastante completo, pero vamos a darle un poco más de juego. Óleos rojos, verdes y amarillos. Además los adoquines centrales de otros colores.


Pinceles secos al centro y un pincel seco general al final para unificar toda la pieza.



Pasamos a los barriles. Imprimación negra y....


¿y como pinto la madera? Pues toca tirar de Google. Así en el blog "La Espada y los Dados" encuentro un sencillo tutorial para pintar la madera.

Marrón chocolate, lavado con mezcla de azul y marrón chocolate (1:3), y ya pinceles secos de marrón chocolate y añadiendo ocre amarillo cada vez en mayor proporción hasta finalizar con ocre amarillo puro. Boltgun metal para las tiras metálicas y negro diluido para las sombras del metálico (que no se aprecian en las fotos)




Y por fin pegaditos a la base



El rellenador en su sitio y los enanos contentos.



Y ahora os explico aquello que dije al principio de la versatilidad. Ya que los enanos se sienten motivados con la cerveza, seguro que los imperiales combatirán mejor con un buen vino estaliano caldeando sus estómagos.



Vamos a darle todavía mayor versatilidad al asunto. ¿Qué os parece como barricada/cobertura para unas partidas de Warhammer 40k?


Un saludo y hasta la próxima entrada.

RatingWidget

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...